Collares isabelinos para perros. Los más cómodos y seguros

Cuidados del Perro

Cuando un perro tiene una herida, su instinto le lleva a lamerla. Pero en algunos casos, este gesto puede hacer que sus heridas empeoren. Además, también pueden cortar con los dientes las suturas de una cirugía o los vendajes.

Para prevenir este comportamiento, es posible que el veterinario te recomiende utilizar un collar isabelino.

Estos collares, también conocidos como conos de recuperación, son algo incómodos y a los perros les cuesta trabajo acostumbrarse a ellos.

Podrás encontrar muchos modelos diferentes de collares isabelinos en el mercado, por lo que resulta interesante conocer sus características para poder seleccionar el más adecuado, cómodo y seguro para tu perro.

Los mejores collares isabelinos para perros

All Four Paws Collar de recuperación para perros

Collar flexible, fabricado con nylon acolchado y reforzado con espuma. Dispone de un ribete reflectante. Los cierres son de velcro, para poder ajustarlo al cuello del perro. Es fácil de poner y quitar y lleva unas trabillas en el cuello para sujetarlo de manera segura. El plástico es extraíble, para añadir estructura en caso necesario. Es reversible, resistente al agua y fácil de limpiar.

Cadania Collar isabelino para perros

Collar de recuperación ajustable, que evita que tu perro se lama las heridas. Realizado con plástico de alta calidad y reforzado en sus bordes para no dañar la piel y el pelo de tu perro.

In Hand Cono de recuperación para perros

Collar isabelino para perros,  disponible en varios tamaños. El borde de tela es ligero y suave, permitiendo que tu perro lo lleve con más comodidad. Su plástico transparente no bloquea la visión del perro, para disminuir la ansiedad que algunos desarrollan al llevarlo. Es fácil de limpiar y permite que tu perro se mueva fácilmente por la casa.

Hanry Dong Collar isabelino para perros

Cono de recuperación de malla transpirable, con cierre de velcro para ajustar al cuello de tu perro. Es ligero y suave, por lo que resulta cómodo para tu perro. Sus bordes protegen el cuello, la piel y el pelo del perro.

ICollr Collar de recuperación inflable para perros

Collar isabelino inflable que permite al perro moverse con facilidad, sin interferir en su visión. Además, cuando se tumba funciona como almohada. Dispone de una cámara interior inflable y está cubierto por una tela Oxford, duradera y resistente a las mordidas. Es fácil de poner y quitar y también de limpiar. No es adecuado para perros de cuello largo, como el Doberman o el Galgo.

Kong Cloud Collar isabelino hinchable para perros

En esta selección hemos elegido un modelo para razas grandes, pero la marca tiene collares disponibles para diferentes tamaños de perro. El collar es de alta calidad, fácil de lavar y resistente a los arañazos y mordiscos. Permite a tu perro moverse con facilidad.

Pet Cute Collar de recuperación para perros

Collar de recuperación ajustable, disponible en tres tamaños. Es suave, cómodo y flexible. Fácil de poner y quitar y resistente al desgaste y los arañazos.

Pet Link Collar isabelino inflable para perros

Cono de recuperación inflable para tu perro. Le permite comer, beber, dormir y jugar con normalidad. Dispone de una correa de velcro para ajustarlo al cuello del perro. Es duradero, seguro y cómodo.

Smandy Collar de recuperación para perros

Cono de recuperación con diseño de girasol, hecho con algodón de alta calidad. Es suave, cómodo y ligero. Está disponible en tres tamaños y lleva cierres ajustables.

Vivifying Collar de recuperación para perros

Collar de recuperación rígido, más flexible que los rígidos clásicos. Le permite tumbarse y jugar. La parte de tela es suave y le aporta comodidad. Es adecuado para cachorros y perros de raza pequeña. Dispone de un cierre con tres botones y se adapta al contorno del cuello del perro. Está fabricado con PVC de alta calidad y es ligero.

Yami Cono de recuperación inflable para perros

Collar isabelino hinchable, realizado con carbón térmico y PVC resistente. Resiste altas presiones y bajas temperaturas. El sellado es muy fuerte. Dispone de una hebilla de correa ajustable y no bloquea la visión de tu perro, además de permitirle comer, beber, dormir y jugar normalmente. Es fácil de lavar, ya que se puede retirar el paño exterior. Es seguro y no tóxico para tu perro.

Zen Pet ProCone Collar isabelino flexible para perros

Collar de recuperación suave y ajustable. Dispone de ventanas para aumentar la visibilidad del perro. Funciona con el collar del perro, por lo que es fácil de poner y quitar.

¿Por qué los perros se lamen las heridas?

Los perros se lamen las heridas de forma instintiva. Cuando algo les duele, lo lamen. Mucha gente cree que de esta manera, pueden curarlas, y el hecho es que la saliva de los perros tiene algunas propiedades antibacterianas y antimicrobianas.

Se ha demostrado que la saliva de los perros es ligeramente bactericida contra la Escherichia Coli y contra el Streptococus canis. En la saliva hay unos enzimas que ayudan a destruir las paredes celulares de las bacterias. Además, contiene algunos compuestos con efecto analgésico, como la opiorfina.

En la saliva hay también compuestos de nitrato que, al encontrarse con la piel, se descomponen en óxido nítrico, inhibiendo el crecimiento bacteriano y promoviendo la curación.

La saliva de los perros también ayuda a eliminar la suciedad de la herida. Cuando un perro se lame, lo primeros lametazos ayudan a limpiar la herida. A continuación, las bacterias de su boca eliminan la materia infecciosa. Finalmente, lamer estimula el flujo sanguíneo y tiene efectos curativos.

Entonces, ¿es bueno que mi perro se lama sus heridas?

La saliva del perro es ligeramente curativa, pero solo ligeramente. La medicina moderna ha superado con creces la eficacia en la curación de las heridas y los productos antisépticos veterinarios son una alternativa mucho mejor.

Aunque el hecho de lamer las heridas puede ofrecer cierta protección contra algunas bacterias, también presenta una serie de inconvenientes.

Al lamerse las heridas, es posible que estas no se cierren, por lo que tu perro estará retrasando su curación. Si tu perro ha salido de una intervención quirúrgica, es especialmente importante que no se lama las cicatrices, ya que puede romper los puntos de sutura y abrir de nuevo la herida.

Cuando la herida de tu perro es pequeña, que la lama no suele ser un problema. Sin embargo, el exceso de lamido puede causar irritación, infecciones y automutilaciones.

¿Cómo sé si mi perro se está lamiendo en exceso?

Sabrás que tu perro está lamiéndose demasiado si:

  • Las heridas no se cierran, presentando un aspecto “húmedo”.
  • Las heridas cerradas vuelven a abrirse.
  • El pelo comienza a desaparecer en la zona.
  • Aparecen granulomas en la piel.

El exceso de lamido puede resolverse vendando la herida o rociando productos amargos en el lugar, pero si el perro se arranca las vendas o continúa lamiéndose a pesar de dichos productos, tendrás que utilizar un collar isabelino.

Es importante saber que no todas las bacterias de la saliva del perro son beneficiosas, y algunos patógenos dañinos podrían colonizar una herida a consecuencia de los lametazos.

Cómo puedo evitar que mi perro se lama las heridas

Hay varias maneras de evitar que tu perro se lama las heridas:

  • Si la herida está en una pata, puedes colocar un vendaje especialmente diseñado para las patas.
  • Puedes poner a tu perro un traje o chaleco de recuperación. Asegúrate de que no está muy apretado.
  • Utiliza un collar isabelino adecuadamente ajustado. Es el método más seguro para proteger las heridas de tu perro de los lametazos y permite la llegada de oxígeno del aire, muy necesario para curar la herida, además de garantizar el flujo sanguíneo constante.

¿Qué es un collar isabelino?

Un collar isabelino, o cono de recuperación, es una capucha o cono de plástico o tela que se coloca alrededor de la cabeza del perro. De esta manera, se evita que el perro pueda lamerse las heridas o cicatrices de una cirugía, o incluso quitarse un vendaje.

Los perros se lamen las heridas y mordisquean los vendajes de forma instintiva, pero esto puede retrasar la curación. Además, pueden provocarse lesiones e infecciones. El collar isabelino es muy útil para evitar estas situaciones.

¿Qué tipos de collares isabelinos hay en el mercado?

Los collares isabelinos están diseñados para que tu pero no pueda alcanzar sus patas, espalda o vientre con la boca, impidiendo así que se lama las heridas. Existen tres diseños básicos para estos conos de recuperación:

Collar isabelino rígido

Es el diseño más antiguo. Tiene forma de pantalla de lámpara y se ajusta alrededor del cuello del perro, extendiéndose por delante de su cara.

Normalmente está fabricado con plástico semiflexible y es bastante eficaz, aunque es posible que tu perro alcance algunas partes de sus patas delanteras.

Su mayor inconveniente es la incomodidad que supone para tu perro, al bloquear su visión periférica. Este hecho puede poner nervioso a tu perro. Además, su diseño dificulta el movimiento del perro por la casa y por lugares estrechos.

Collar isabelino flexible

Los conos de recuperación flexibles son parecidos a los rígidos, pero están hechos de materiales más blandos y flexibles. Suelen ser conos de plástico muy fino o cartón, recubiertos con material acolchado para proporcionar mayor comodidad.

No son tan eficaces como los rígidos, ya que su flexibilidad permite que tu perro tenga más espacio para moverse y acceder a algunas heridas, pero su relación eficacia-comodidad es buena y el movimiento del perro por la casa resulta mucho más sencillo que en el caso de los collares rígidos.

Collar isabelino inflable

Su aspecto es similar al de las almohadas de viaje que utilizamos en los aviones o los coches. Se trata de una vejiga hinchable que está cubierta con un material duradero y cómodo. Suele disponer de alguna correa para mantener el collar bien sujeto alrededor del cuello del perro.

Su funcionamiento es similar al de los otros collares isabelinos, ya que impide que el perro pueda mover la cabeza hacia atrás lo suficiente como para alcanzar la mayor parte de su cuerpo.

El collar de recuperación hinchable no bloquea su visión periférica, lo que hace que el perro esté más tranquilo y cómodo mientras lo lleva. Además, son más ligeros y es probable que se trate de los collares que menos afectan a su movimiento.

Sin embargo, los collares de recuperación inflables no son tan efectivos como los collares rígidos o flexibles, y es posible que no impidan el acceso del perro a las heridas en determinados lugares.

¿Cuándo debo colocar un cono de recuperación a mi perro?

Si la herida de tu perro es pequeña y no parece grave, no es necesario que utilices un collar isabelino. Los casos en los que este collar es necesario son los siguientes:

Tu perro se está recuperando de heridas significativas

Si su perro ha sufrido un corte grande, incluyendo una incisión quirúrgica, tu veterinario te recomendará que le pongas un collar isabelino para evitar que lama la herida y dificulte el proceso de curación.

También es recomendable utilizarlo en el caso de cirugías como la esterilización o castración.

Tu perro se lame repetitivamente

Algunos perros desarrollan problemas de comportamiento que los llevan a lamer o masticar un área del cuerpo repetidamente. Esto puede ocasionar una serie de problemas, como granulomas, pérdida de pelo y heridas que pueden infectarse, por lo que necesitarás un collar isabelino para este comportamiento mientras trabajas en el tratamiento del problema subyacente.

Tu perro sufre de alergias y otros problemas de la piel

Los collares isabelinos suelen ser útiles para evitar que los perros con alergias o problemas de piel laman y rasquen incesantemente su piel. Por supuesto, es importante abordar la raíz del problema, pero el collar isabelino evitará que se haga heridas o se lama las ya existentes mientras tu veterinario y tú trabajáis en la solución del problema.

En cualquier momento que su veterinario lo recomiende

Tu veterinario puede recomendar el uso de un collar isabelino para evitar que tu perro lama determinadas partes de tu cuerpo. Es posible que te proporcionen uno en la consulta, pero por lo general, será un collar rígido y barato, por lo que es posible que desees comprar una versión más cómoda para tu perro, dado que tendrá que utilizarlo durante varios días (generalmente, entre 10 y 14 días).

¿Cómo puedo acostumbrar a mi perro a llevar el collar isabelino?

La mayoría de los perros encuentran molesto el uso de un collar isabelino. Intentarán quitárselo y te mirarán con ojos de cordero degollado para que se lo retires.

Aunque no es fácil lograr que tu perro tolere el collar, hay alguna cosa que podría ayudarte:

  • Experimenta con diferentes tipos de collares. Tal vez tu perro encuentre muy incómodo el collar rígido, pero no le importe tanto llevar uno inflable. Si sus heridas permiten esta opción, es posible que la prefiera.
  • Asegúrate de que le queda bien y no le roza en el cuello. Si le causa abrasiones, el perro no lo tolerará (y además, tendrás nuevas heridas que curar). Elige un collar del tamaño correcto y comprueba que no existe ninguna superficie rugosa que pueda irritar su piel.
  • Ajusta el collar isabelino correctamente. Introduce dos dedos entre el collar y el pelo del perro para comprobar que no está demasiado apretado. Si le causa irritación o abrasión alrededor del cuello, es probable que esté mal ajustado o que necesites otro tamaño de cono.
  • Acompaña a tu perro por la casa durante el primer día o los dos primeros días. Es frecuente que los perros tropiecen con cosas cuando se les coloca un collar isabelino, y esto puede ser frustrante y estresarlos. Debes tener en cuenta que el collar restringe la visión del perro por los laterales y tampoco puede mirar hacia atrás. Además, al principio, al perro le resulta difícil caminar por espacios estrechos. Para facilitar la transición, puedes dejar a tu perro al principio en un espacio reducido, donde no haya sillas, taburetes o mesas contra las que pueda golpearse.
  • Los perros aprenden rápido y la mayoría de ellos se acostumbra al collar después de unas horas. Si ayudas a tu perro guiándole por la casa al principio, aprenderá a manejarse y moverse mejor con el cono puesto.
  • El collar isabelino es necesario para que las heridas de tu perro se curen. Si cedes constantemente y le quitas el cono, es probable que al volver a ponérselo, el perro se muestre más estresado y no se acostumbre. Simplemente, colócaselo y mantenlo ahí hasta que esté completamente curado. Si se lo quitas a la hora de la comida, vuelve a colocarlo en cuanto termine.

¿Mi perro podrá comer y beber con el collar isabelino?

Un collar isabelino de tamaño correcto y bien ajustado debería permitir al perro comer y beber con normalidad.

No obstante, si ves que el perro se niega a hacerlo con el collar puesto, puedes quitárselo para que coma o beba, siempre bajo supervisión, y vuelve a colocárselo tan pronto como termine la comida.

Si le resulta difícil comer con el cono puesto, también puedes colocar sus cuencos en un lugar más elevado, para que el cono no choque con el suelo y el perro acceda fácilmente a la comida.

Conclusiones

  • Los perros se lamen las heridas de forma instintiva.
  • La saliva de los perros es ligeramente antibacteriana y antimicrobiana.
  • También tiene cierto poder analgésico.
  • Sin embargo, la saliva contiene algunos patógenos que pueden ser peligrosos para tu perro.
  • Además, el exceso de lamido provoca irritaciones e infecciones.
  • Es mejor utilizar productos antisépticos veterinarios para curar las heridas de tu perro.
  • Para evitar que tu perro se lama las heridas, puedes utilizar vendajes y chalecos especiales.
  • También puedes colocarle un collar isabelino o de recuperación.
  • El collar isabelino es muy efectivo y permite que las heridas se aireen sin que el perro las lama.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-09-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo