Mejores colchones para perros grandes

Cuidados del Perro
Mejores colchones para perros grandes

Seguro que a tu perro le encantará tener una cama cómoda. Se ha determinado que los perros se pasan algo más de la mitad de su vida durmiendo (entre 12 y 14 horas diarias un perro adulto y alrededor de 18 h un cachorro). Por eso, una cama cómoda le proporcionará un descanso saludable y le permitirá tener un lugar propio para descansar.

Si además tu perro tiene artritis o problemas en las articulaciones (como displasia de codo o de luxación de rodilla), las camas ortopédicas son ideales.

Estos colchones están fabricados con espuma viscoelástica, también denominada “espuma con memoria” y son ideales puesto que se adaptan a la forma del cuerpo y puede aliviar sus dolores, así como mejorar la movilidad de tu perro.

Los 12 mejores colchones para perros grandes

Bedsure Colchón viscoelástico

El colchón de Bedsure es uno de los mejor valorados por los compradores. El más grande mide 104x79x9 centímetros. Está realizado con espuma de alta densidad en su parte inferior y espuma ortopédica o viscoelástica en la superior. La funda es de felpa, resistente y cómoda, con un revestimiento impermeable para proteger la espuma. Se puede desmontar para lavarla. Su base es antideslizante. La espuma está certificada.

Brunolie Cama viscoelástica plegable

Si deseas un colchón plegable para transportarlo con facilidad, esta puede ser una buena opción. Esta cama está fabricada con dos capas, siendo la superior de espuma viscoelástica. Al ser plegable, es una cama muy práctica para viajar. Dispone de unas asas y un cierre de velcro. El colchón lleva una funda de felpa extraíble y su base es antideslizante. Está disponible en varios tamaños. La de 120x85x10 centímetros es adecuada para perros grandes.

Croci Colchón viscoelástico

Colchón viscoelástico de 91×71 cm. Está realizado con espuma viscoelástica y una base de poliuretano expandido. Lleva una funda impermeable que puede retirarse para lavarla. La base es antideslizante.

DanceWhale Cama en forma de donut

Cama redonda en forma de rosquilla, de 100x65x24 centímetros. Es adecuada para perros de hasta 30 kilos. Está hecha de felpa de piel sintética y es suave y cómoda. La base es antideslizante y su forma es ideal para los perros a los que les gusta dormir acurrucados. El borde elevado les aporta seguridad y permite que apoyen su cabeza. Se puede lavara a máquina en un ciclo suave y secar en secadora en un ciclo lento.

Joyelf XX-Large

Cama de espuma viscoelástica, con un tamaño exterior de 120x84x25 centímetros. La base viscoelástica interior es de 105x12x10 centímetros. La cama cuenta con reposacabezas por los 4 lados, aunque por uno de ellos desciende para que el perro pueda subir con facilidad. Esto hace el efecto de nido que tanto aprecian los perros al dormir. El cojín es grande y cómodo, transpirable y resistente. La base inferior es antideslizante y la cremallera está oculta. La funda extraíble puede lavarse a máquina. Incluye un juguete con sonido en forma de hueso. Adecuada para perros de 45 kilos o más.

Kopeks Colchón viscoelástico

El colchón de espuma viscoelástica Kopeks para perros grandes es de 89×25,4×25,4 centímetros, con una almohada de 1,5 centímetros de grosor. La espuma viscoelástica es de alta calidad e hipoalergénica y la cama dispone de una funda de felpa resistente al agua y con cremallera, que puede retirarse para proceder a su limpieza. La base es antideslizante.

Laifug Cama con reposacabezas

Cama de espuma con memoria, cuyas dimensiones son 127x92x23 centímetros, perfecta para perros de menos de 32 kilos. La espuma de la parte superior es de 13 centímetros de espesor y en su parte superior se encuentra la espuma con memoria, de 5 centímetros de grosor. Ambas están cortadas en una sola pieza y son de alta calidad. Incluye una funda impermeable y fácil de quitar y lavar y dos almohadas de distinta altura que le resultarán muy cómodas a tu perro. La cremallera está oculta.

Majestic Colchón en forma de donut

Cama muy cómoda en forma de rosca, adecuada para perros grandes. Tiene un tamaño de 132x89x28 centímetros (longitud x anchura x altura). La base es Denier 300/600, resistente y a prueba de agua. La almohada y el cojín son de gamuza sintética y el relleno es fibra de poliéster de alta calidad. Se puede lavar a máquina en un ciclo suave, aunque necesitarás una lavadora de gran tamaño. Las dimensiones exteriores son 101,6 cm x 78,74 cm y las interiores 76,2 cm x 53,34 cm. La almohadilla mide 30,48 cm de alto y el cojín 22,86 cm.

Pecute Cama viscoelástica con refuerzos

Colchón viscoelástico con refuerzos a los lados para que tu perro pueda apoyar la cabeza. La espuma es viscoelástica y tiene forma de caja de huevos, ya que esta forma hace que transpire mejor. La superficie es de gamuza de alta densidad, resistente al desgaste, y puede retirarse para su lavado. Su base es antideslizante. Está disponible en tres tamaños, con medidas de 76x46x18 cm, 89x56x18 cm y 101x66x20 cm, respectivamente. No es adecuada para grandes mordedores, ya que pueden romperla.

Pet Fusion Ultimate Jumbo XX

Disponible en varios tamaños. El más grande mide 127x102x33 centímetros y es perfecto para perros de más de 90 kilos. La base es de espuma viscoelástica de 15 centímetros de grosor. Está certificada y garantiza la ausencia de materiales tóxicos para tu perro. Es muy cómoda e incluye una funda impermeable y resistente a los desgarros. La parte inferior es antideslizante y cuenta con reposacabezas en tres lados.

Petz Motion Colchón viscoelástico

Colchón de 117x71x15 centímetros, de espuma viscoelástica. La parte superior es de felpa suave y agradable y la funda es impermeable y extraíble, con cremallera oculta. Se puede lavar a máquina en un ciclo suave. La base inferior es antideslizante.

Toozey Colchón transpirable

Colchón de 90x70x8cm realizado con espuma en forma de huevo de alta densidad. Es cómoda y fácil de limpiar, pero no es adecuada para perros acostumbrados a mordisquear cosas, porque la romperán. La base inferior es antideslizante y la funda extraíble es de material Oxford, impermeable y resistente. Puede lavarse a máquina y la cremallera está oculta. Es adecuada para perros de hasta 40 kilos.

¿Cómo son las camas para perros grandes?

Las camas para perros pueden ser de tres tipos, dependiendo del material de relleno. En el caso de los perros grandes, tendrás que prestar atención a su peso y elegir los componentes más adecuados para ellos:

  • Espuma con memoria. Es un material de relleno muy popular, porque proporciona mayor amortiguación y comodidad que las otras opciones. Suele ser la mejor opción para perros grandes y aunque supone un mayor desembolso económico, también son más duraderas.
  • Espuma de confort. Este tipo de espuma está realizada con polietileno, poliuretano o materiales similares. Es bastante cómoda y suele ser una buena opción para los perros grandes. A menudo, los fabricantes no indican el tipo específico de espuma de confort utilizada.
  • Materiales textiles. Estas camas disponen de núcleos de algodón o polyfill. Son las más económicas de todas, pero también tienden a aplanarse bajo el peso del perro y con el tiempo, los materiales de relleno se extienden hacia los bordes de la cama, creando una depresión no acolchada en el centro. Sin embargo, las más gruesas, con 20-25 centímetros de espesor, son más cómodas y pueden ser adecuadas para perros grandes.

¿Cómo son los colchones con espuma de memoria?

La mayoría de los colchones ortopédicos para perros están fabricados con espuma viscoelástica, que es un material desarrollado por la NASA en 1966 para amortiguar los efectos de la gravedad en el despegue y la reentrada en la atmósfera terrestre. Posteriormente, comenzó a tener un uso médico, ya que tenía muchos beneficios para las personas que tenían que permanecer mucho tiempo en la cama o en sillas de ruedas.

En la década de 1990 la espuma con memoria se introdujo en los colchones domésticos, incluidos los de los perros.

La espuma viscoelástica se adapta al cuerpo del perro, rellenando todos los huecos. De esta manera, el peso del perro se distribuye por toda la superficie, reduciendo los puntos de presión. Esta espuma mantiene la forma del cuerpo cuando tu perro se levanta, por eso se dice que tiene memoria.

¿Por qué la mayoría de las camas para perros tienen dos tipos de espuma?

Las camas de los perros suelen tener dos tipos de espuma:

  • La parte superior está fabricada con espuma viscoelástica, que es la que se adapta al cuerpo del perro y le permite dormir cómodamente y sin presiones.
  • La parte inferior está fabricada con espuma HR, siglas de High Resilience (Alta Resiliencia), que son espumas de alta densidad, con gran capacidad de recuperación de su forma inicial, para aportar firmeza a la cama e impedir que el perro se hunda demasiado, que es lo que sucedería si toda la espuma fuera viscoelástica. Además, estas espumas ofrecen una transpiración muy eficiente.

¿Cuáles son los beneficios de utilizar una cama con espuma viscoelástica para mi perro?

Elimina los puntos de presión

Cuando el perro permanece tumbado mucho tiempo, la fuerza de la gravedad tira de él hacia abajo, mientras que la resistencia de los materiales lo mantiene arriba. Esto provoca puntos de presión sobre su cuerpo, que pueden afectar a la circulación y dañar los tejidos blandos. Los colchones ortopédicos tienen una base de espuma HR que proporciona cierta resistencia, mientras que la superior es de espuma viscoelástica.

La espuma viscoelástica se adapta a la forma del cuerpo, sin ejercer presión sobre el perro. Esto ayuda a prevenir las úlceras y otras lesiones, además de minimizar el dolor en las zonas sensibles. Por eso se recomienda para perros con artritis o dolores articulares, aunque estos colchones serán beneficiosos para cualquier perro.

Alineación de la espalda y la columna vertebral

El peso del perro se distribuye de manera uniforme por la superficie de la cama. El colchón viscoelástico se adapta a la forma de su cuerpo, permitiendo que adopte una posición natural y descansada, lo cual hace de estos colchones unas camas relajantes y antiestrés perfectas.

Con otros materiales, como los muelles, el peso se concentra en las zonas que entran en contacto con el colchón, y esto hace que su zona lumbar no tenga el apoyo adecuado, lo que puede provocar dolores y tensiones musculares. Si el perro tiene problemas articulares, descansará mejor con un colchón viscoelástico, ya que al no tener presión sobre las zonas sensibles, su comodidad aumentará.

Es eficaz contra las alergias

Los ácaros del polvo son una de las principales causas de alergias. Estos arácnidos conviven con nosotros y en los colchones pueden alojarse millones de ellos. Sin embargo, les resulta más difícil vivir y prosperar en la densa estructura de la espuma viscoelástica, por lo que una combinación de un colchón de este tipo con una funda extraíble hipoalergénica ha demostrado ser eficaz contra la alergia provocada por estos parásitos.

Asimismo, también limita la propagación de otros alérgenos, como el moho o la caspa de los perros.

Es fácil de mantener

Las camas de espuma viscoelástica son fáciles de mantener. Es beneficioso darles la vuelta un par de veces al año y aspirarlas ocasionalmente, pero no es necesario girar el colchón una vez al mes ni hay resortes o piezas electrónicas que se rompan o estropeen.

La durabilidad y vida útil de estos colchones es elevada. Un colchón de espuma con memoria dura unos siete años, y si se trata de una espuma de gran calidad, con mayor densidad en el núcleo, puede durar entre 8 y 10 años.

Es termoadaptable y termosensible

La espuma viscoelástica es termosensible, es decir, responde a la temperatura. Si hace frío está más dura y si hace calor, se ablanda. Además, es termoadaptable, lo que significa que se adapta a la temperatura del cuerpo del perro. De esta manera, el perro tendrá más sensación de calor. La densidad y grosor de la espuma afectan a estas sensaciones. Mayor densidad implica mayor calidad y sensación de calor, y cuanto más grueso sea el colchón, mayor será la sensación de adaptación, al hundirse más el cuerpo.

¿Qué factores debo considerar al comprar un colchón para mi perro?

Para elegir una cama cómoda y de buena calidad, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Edad del perro. Si tu perro es de edad avanzada o padece dolores articulares, las camas viscoelásticas son la mejor opción. En ese caso, es bueno que consideres los tres factores que te indicamos a continuación, de densidad, espesor de la espuma y espuma en láminas.
  • Densidad. Busca colchones con varias capas de espuma, que vayan haciéndose menos densas hacia la parte superior, para permitir el enfriamiento natural del aire.
  • Espesor de la espuma. Cuando más gruesa sea la espuma, más cómodo será el colchón.
  • Espuma en láminas. Los colchones de bajo precio suelen llevar trozos de espuma triturados, pero esto implica menor calidad, ya que pueden moverse y agruparse de forma irregular. En cambio, las camas fabricadas con láminas completas de espuma conservan su forma.
  • Durabilidad. Busca tejidos de buena calidad, con alta durabilidad y fáciles de lavar. Si la funda tiene cremallera, esta debe estar bien cosida y soportar bien los lavados.
  • Tamaño. Mide a tu perro cuando duerme y asegúrate de que compras un colchón del tamaño adecuado para él. Necesitas saber su longitud (medida desde la punta de la nariz hasta la cola) y la altura (desde la parte superior del hombro hasta el suelo). Añade unos 5 centímetros a estas medidas, para que el perro disponga de espacio para moverse.
  • Forma. Observa la posición en la que suele dormir tu perro. Si le gusta dormir estirado de espaldas o de lado, elige una cama rectangular. Si le gusta dormir enroscado sobre sí mismo, puedes optar por una cama redonda o elíptica. Las camas iglú cumplen la misma función, aunque es bastante complicado encontrar este tipo de camas para perros grandes.
  • Refuerzos. Los perros a los que les gusta apoyar la cabeza en una almohada preferirán una cama con refuerzos en uno o más lados. Las camas nido son así. Estas almohadas o reposacabezas les proporcionan una comodidad adicional y también les permiten sentirse más seguros, ya que dan la sensación de nido recogido. Los sofás para perros también cumplen con este objetivo.
  • Funda. La funda debe ser de alta calidad y preferiblemente extraíble, para facilitar su lavado. Esto es importante, porque la cama de tu perro se ensuciará con facilidad. Ten en cuenta que hay fundas que pueden lavarse a máquina, pero no pueden introducirse en la secadora.
  • Antideslizante. De lo contrario, la cama se desplazará cuando tu perro se suba o se baje, con el consiguiente riesgo de lesiones. La mayoría de camas de calidad tienen una superficie de goma antideslizante en la base inferior.

¿Cómo sé si la cama es buena o mala?

  • En primer lugar, presta más atención a las características que al nombre de la cama. Por ejemplo, es posible que se venda como colchón viscoelástico y en lugar de láminas de espuma, contenga trozos, por lo que la calidad será menor.
  • Elige una cama gruesa y que soporte el peso de tu perro. Si es demasiado delgada, es probable que las caderas y los hombros de tu perro presionen el suelo, por lo que desaparecerán los beneficios de la cama. No existe una regla fija sobre el grosor de la cama, ya que el peso y el tamaño del perro, así como el grosor de la espuma con memoria utilizado en la cama, influirán en la respuesta. Pero por lo general, se considera que el grosor mínimo de una cama para perros es de 10 centímetros.

Conclusiones

  • Los perros se pasan más de la mitad de su vida durmiendo, por lo que agradecerán tener una cama cómoda y agradable.
  • Los colchones ortopédicos para perros favorecen un descanso saludable para todos los perros y son recomendables para perros grandes y para aquellos que sufren problemas articulares.
  • La mayoría de estos colchones están fabricados con espuma viscoelástica y una base de espuma HR.
  • Las espumas de confort también son adecuadas para los perros grandes.
  • La espuma viscoelástica se adapta al cuerpo del perro, distribuyendo su peso uniformemente y eliminando los puntos de presión.
  • Busca camas que contengan láminas completas de espuma, para que puedan ejercer sus beneficios.
  • El grosor mínimo de la cama es de 10 centímetros, para que el perro no sienta el suelo al dormir y pueda disfrutar de los beneficios de un colchón.
  • Estos colchones disminuyen las reacciones alérgicas, al ofrecer un entorno poco favorable para los ácaros del polvo y otros alérgenos.
  • Los colchones viscoelásticos son termpoadaptables y termosensibles.
  • Son adecuados para cualquier tipo de perro y especialmente recomendables para perros de edad avanzada, con sobrepeso, con problemas articulares o con enfermedades de larga duración.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2022-06-25 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo