Cuidados del Perro

Sillas de ruedas para perros – Guía completa 2019

Sillas de ruedas para perros, la superguía

Hasta no hace mucho tiempo se creía que un perro con alguna de sus extremidades amputadas o degeneradas a causa de una enfermedad no sería capaz de tener una calidad de vida adecuada. Pocas alternativas se contemplaban en esas condiciones. Sin embargo,  hoy día se ha podido comprobar que los perros pueden lograr adaptarse a la silla de ruedas completamente y son capaces de vivir con normalidad y felicidad junto a su familia en esta nueva situación.

Si te estás planteado la posibilidad de adquirir una silla de ruedas para tu perro, en este artículo te exponemos los principales características y elementos a tener en cuenta. En cualquier caso, es recomendable que acudas previamente a tu veterinario y le comentes la posibilidad de utilizar silla de ruedas en base a la enfermedad o lesiones de tu perro. La evaluación exhaustiva y posterior consulta durante el periodo de adaptación serán de gran ayuda para conseguir los mejores resultados. Ten en cuenta que usar una silla que entorpezca al animal o no esté bien ajustada, más que facilitar su vida puede agravar las lesiones.

También recuerda que existen una gran variedad de fabricantes que mencionamos al final del artículo pero la gran mayoría son de EEUU, por lo que puede ser un poco engorroso hacer un pedido internacional. Sin embargo, existe una gran cantidad con cientos de tipos de sillas de ruedas en esta página de Amazon donde puedes elegir la que se ajuste a tu perro y tenerla en un par de dias o en 24h según el proveedor.

¿Qué es una silla de ruedas para perros?

La silla de rueda para perros es un dispositivo que facilita la vida de tu amigo peludo tras haber sufrido la pérdida de la movilidad en su tercio anterior o posterior, ya sea debido a una causa traumática, como es el caso de un accidente, o por una enfermedad degenerativa.

Las primeras sillas que se hicieron eran construidas por sus propios propietarios utilizando materiales pesados. Con el tiempo han surgido empresas que las han ido perfeccionando, primero haciéndolas a medida, aunque el transporte encarecía al principio el producto debido a su volumen y aparatosidad. Por suerte estas compañías buscaron soluciones más moldeables y ajustables, que acabaron siendo más económicas e igualmente efectivas, ofreciendo además la posibilidad de ir adaptando la silla si por ejemplo el perro crece o cambia su estado de salud.

¿Qué tipo de sillas de ruedas para perros puedo encontrar?

Existen tres tipos de sillas de ruedas para perros:

  • Silla de ruedas de soporte trasero; es la más común y se trata de una silla donde apoyar la pelvis, arnés de sujeción y dos ruedas en la parte trasera. Es ideal para usar en el periodo de rehabilitación tras una cirugía o cuando tu perro sufre parálisis crónica en la parte trasera (mientras tenga buena resistencia en el resto del cuerpo). Silla de ruedas para las patas traseras del perro
  • Silla de ruedas de soporte frontal o delantero, que utilizan aquellos canes con algún tipo de dificultad o parálisis en las patas delanteras. Deben tener fuertes las patas traseras para poder adaptarse a estas sillas y poder caminar a través de ellas. Silla de ruedas para las patas delanteras del perro
  • Sillas de cuatro ruedas, conocidas también como “quad para perros”. Estas son idóneas para usar durante los periodos de rehabilitación tras una operación por ejemplo de espina dorsal o si tiene débiles las cuatro patas. Suelen tener el precio más elevado.Silla de ruedas tipo quad para un perro

En cuanto a su diseño pueden ser de tipo casero o artesanales, fabricadas a mano, y puestas a la venta en Internet, o más elaboradas y funcionales realizadas por  reconocidas marcas. Los materiales pueden ser pvc, acero o aluminio. Las sillas de ruedas realizadas con aluminio extrusionado son las más ligeras que existen, por lo que permiten al perro adaptarse rápidamente a ella.

Sillas de ruedas para perros para las patas delanteras

Si tu perro no tiene movilidad en las patas delanteras, entonces es conveniente que te proveas de una silla de soporte frontal.

Es importante que tenga arneses ajustables y realizados con un material duradero, y si es posible con ruedas ajustables también para que la adaptación y movilidad sean las mejores posibles. Si las ruedas son, por ejemplo, de espuma densa, será una ventaja ya que  permiten que tu perro se adapte con su silla a cualquier tipo de terreno.

Ten en cuenta que la adaptación de los perros con falta de movilidad en la parte delantera puede ser algo más prolongada que para la parte trasera ya que es de esta parte superior de la que se vale el can para arrastrar el resto. Premia su esfuerzo para que se vaya acomodando más rápido a la situación.

Sillas de ruedas para perros para las patas traseras

Si tu mascota solo tiene problemas en las patas traseras, las sillas de cuatro ruedas serán más bien un inconveniente, siendo en este caso mejor las de dos ruedas en la parte posterior.  Esto se debe a que son más aparatosas y tu perro tirará de sus patas delantera a la vez que las ruedas, haciendo justo el efecto contrario al que se prevé, complicando la movilidad.

En general los perros se adaptan de forma rápida a las sillas de ruedas para perros para las patas traseras. Estas tienen el soporte en las extremidades inferiores y el sistema de ajustes y arneses hacia la parte frontal de tu mascota.

La siguiente silla es la que más nos ha gustado porque tiene buenas opiniones y se puede pedir para perros que pesan 2 kilos hasta perros de 50 kilos.

Sin duda la mejor solución para el 99% de los perros donde además tenemos correas y arneses que no dañan la piel del perro. ¡Sin duda recomendamos esta silla!

Esta silla de ruedas que puedes encontrar en Amazon tiene un rango de ajuste desde perros muy pequeños hasta perros grandes

Puedes encontrarla en Amazon desde unos 64 euros para la de perros más pequeños hasta los 145 euros para la de los perros de talla grande y 50 kilos de peso.

Sillas de ruedas para perros grandes

Se consideran sillas de ruedas para perros grandes las que están diseñadas para perros de más de 15 y hasta los 45-50 kilos. La estructura está pensada para perros de gran tamaño por lo que suelen ser robustas en envergadura pero ligeras en el peso, de manera que tenga más libertad de movimiento y con arneses ajustables.

Para animales aún más grandes y pesados habrá que hacer una consulta personalizada a las marcas para ver la disponibilidad o la posibilidad de realizar una silla de ruedas a medida.

Sillas de ruedas para perros pequeños

Son aquellas diseñadas para perros de hasta 15 kilos, generalmente ajustables en longitud, altura y anchura. Suelen ser más manejables y prácticas que las destinadas a perros grandes precisamente por su pequeño tamaño.

Sillas de ruedas de PVC

Los materiales en los que se construyen las sillas de ruedas son diversos, atendiendo especialmente al tamaño del perro, peso y presupuesto. Si optas por comprar un modelo económico, de segunda mano, o hacerla tú mismo, entonces puede que contemples la posibilidad del PVC.

Las sillas de ruedas de PVC tienen la principal ventaja de que son muy económicas; entre tubos de pvc, ruedas (que pueden ser recicladas por ejemplo de una carretilla), ejes, tornillería y herramientas puedes adquirir los materiales para hacerla tu mismo por un precio no superior a 50 €  (sin contar las herramientas eléctricas que te puedan hacer falta como el taladro eléctrico). En Internet puedes encontrar tutoriales de cómo hacer fácilmente una silla de ruedas, aunque si no eres muy hábil con el bricolaje, lo mejor será ver las posibilidades de adquirir una de segunda mano. En cualquier caso es importante prestar atención al material de las ruedas  para evitar los pinchazos, y también que la estructura se amolde cómodamente al cuerpo del animal para evitar que se haga daño o  que esté incomodo por ejemplo al rozar con alguna parte. Si es muy activo, lo mejor es que la estructura sea más bien ancha para que sea estable y más difícil de volcar.

Sillas de ruedas para perros más económicas

Las sillas de ruedas más económicas son las que podemos encontrar en algunas plataformas de venta de segunda mano o aquellas que puedes hacer tu mismo, con materiales asequibles y baratos como en PVC.

Como hemos mencionado en el apartado anterior, en Internet puedes encontrar tutoriales para construir una silla de ruedas para perros. El proceso generalmente consistirá en cortar a  medida los diferentes materiales, ensamblar los elementos y colocar los arneses de forma que permita la correcta sujeción de tu perro. Esto último es de vital importancia para evitar que tu amigo peludo se haga daño o vaya dando quiebros y cayendo de un lado a otro o cada vez que gire, hasta que se acostumbre a su nuevo artilugio.

Es extremadamente importante colocar bien los ejes de las ruedas para evitar que las patas choquen con él y que pueda girar de forma correcta. Elige materiales ligeros para la construcción, de manera que no sea demasiado pesada para tu mascota.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar una silla de ruedas para el perro?

Hoy día está demostrado que un perro es capaz de adaptarse y vivir una vida plena gracias a la silla de rueda. Con ella podrá recuperar la autonomía y disfrutar de paseos y actividad. Además mejorará su salud pues solucionará los problemas  que acarrean la falta de movilidad como el estreñimiento y las úlceras y mejorará el apetito gracias al ejercicio. Si el problema es reversible acelerará los resultados de la rehabilitación.

En conclusión la silla de rueda mejorará la independencia de tu perro y en algunos casos ayudará en su discapacidad o recuperación de la enfermedad, al permitirle realizar ejercicio y con ello estimular su cuerpo y organismo, que a su vez redundará en su estado anímico, al ser capaz de moverse, y será un perro más feliz.

¿Puede orinar bien el perro en la silla de ruedas?

Sí, las sillas de ruedas para perros están diseñadas para que el animal pueda orinar y defecar mientras la está usando. Si es artesanal, habrá que tener en cuenta que pueda orinar sin dificultad. Una de las ventajas de las sillas de ruedas es que al permitir nuevamente el movimiento ayuda a regular todo el sistema digestivo y urinario.

¿Donde puede utilizar la silla de ruedas el perro?

En general se pueden utilizar en todo tipo de terrenos. Sin embargo habrá que tener en cuenta el tipo de rueda atendiendo al suelo donde su uso será más común, así como la falta de movilidad  en lugares pequeños en relación al tamaño del perro. Por ejemplo si su uso será mayoritariamente en asfalto las ruedas de goma son una posibilidad pero si es más común que andéis por el parque o el campo, las ruedas deberían ser sólidas o reforzadas para evitar los pinchazos.

¿Cuánto tiempo tarda un perro en adaptarse a una silla de ruedas?

Normalmente se adaptan en poco tiempo al uso de la silla de ruedas. Puede tardar un poco más si ha estado inmóvil durante un tiempo prolongado ya que necesitara volver a soportar el peso con las patas.

Algunos perros pueden ponerse nerviosos al sentirse aprisionados en la silla, pero poco a poco se irán acostumbrando. Si tarda demasiado en adaptarse, comprueba que está bien ajustado y que no sienta dolor. Al principio es conveniente apartar objetos y muebles ya que no es consciente de su nueva anchura pero poco a poco se irá acostumbrando. En principio el proceso de adaptación se llevará a cabo como mucho en el plazo de un mes.

¿Qué tipo de mantenimiento y cuidado tiene?

El mantenimiento y cuidados de las sillas de ruedas es sencillo y no reviste de complicaciones, en su gran mayoría están realizadas con materiales como acero inoxidable o aluminio y todo el sistema de correajes yarneses es fácilmente desmontable y lavable, por lo que será suficiente con unos cuidados rutinarios de limpieza al respecto.

¿Cuáles son las mejores marcas de sillas de ruedas para perros?

Gracias a la buena adaptación que están teniendo los perros con problemas de movilidad a las sillas, también se ha ampliado el número de empresas que las comercializan en el mundo. Las más populares hoy día son Ortocanis y Handicapped Pets ya que presentan un diseño ajustable en altura, anchura y longitud que permite la adaptación al cuerpo del animal de forma cómoda y sencilla, sin necesidad de complicados herrajes ni tornillos, de manera que se puede ir ciñendo según tamaño.  Además son plegables por lo que se pueden transportar y guardar cómodamente sin ocupar un espacio excesivo.

Otras empresas hacen las sillas de ruedas para perros a medida. El propietario de la mascota debe enviar las mediciones que le solicitan y luego armarla el mismo. Como ventaja, son sillas singulares adaptadas a cada perro pero el inconveniente es que cualquier dato erróneo en las medidas podría echar al traste su posterior adaptación. Algunas de estas marcas de sillas de ruedas para perros a medida son:

K9Carts

Se encuentran en Estados Unidos y tienen una gran tienda con gran variedad de sillas de ruedas para perros y para gatos. Puedes visitar su web en https://www.k9carts.com/

Doggon Carts

También está ubicada en Estados Unidos pero solamente trabajan con sillas de ruedas para perros de las patas traseras. Puedes echar una mirada en su web https://www.doggon.com/

Eddie´s Wheels

Otra marca de sillas de ruedas en Estados Unidos con una enorme variedad de sillas de ruedas hechas a medida a partir de un formulario que se envía con las medidas del perro. Trabajan con productos para patas delanteras, traseras e incluso quads para casos más graves. Puedes consultar todo en https://eddieswheels.com/

Best Friend Mobility

También otra empresa de Estados Unidos que fabrica sillas de ruedas para perros de patas traseras, delanteras y quads. Muy buena calidad y buen catálogo que puedes consultar a través de su web en https://bestfriendmobility.net/

¿Qué debemos tener en cuenta de las marcas que ofrecen sillas de ruedas para perros?

Es importante asegurarse de que cuentan con servicio de atención al cliente y garantía para que te asesoren en el proceso de compra, montaje, adaptación y todos aquellos pasos que sean necesarios para conseguir la mejor movilidad de tu perro, incluida la devolución. Uno de los escollos de la silla de ruedas es la falta de previsión para que el can pueda sentarse o tumbarse y descansar, teniendo que estar todo el tiempo de pie mientras usa la silla de ruedas, con lo que solo puede estar usándola en activo. Solo la marca “best Friend Mobility” contempla esa posibilidad. Permitiendo su diseño que el perro pueda sentarse, descansar y volver a levantarse. Debes tenerlo en cuenta en caso de que consideres que este factor es determinante para ti o tu perro.

¿Cómo elegir la silla de ruedas para mi perro?

A la hora de elegir una silla de ruedas para mi perro lo principal es tener claras las medidas del perro, para que la movilidad sea lo mejor posible.

Si la silla de ruedas va a ser utilizada de forma permanente, debido a las causas de la inmovilidad, será distinto a si solo es una silla temporal que usará solo por un periodo de tiempo si la causa de la inmovilidad se debe a una operación o accidente que conlleve una posterior recuperación total. En este último caso será mejor elegir una silla que puedas revender o donar  y que no sea muy cara. Sin embargo si la silla de ruedas será usada por tu animal el resto de su vida, debido por ejemplo a una displasia de cadera, es conveniente hacer una inversión y comprar la silla que consideres más cómoda para tu perro, ya que redundará en su calidad de vida.

Otro de los elementos que es importante tener en cuenta son los repuestos. Asegúrate de que la marca tiene repuestos accesibles y fáciles de cambiar, especialmente si esta nueva situación de tu perro es permanente o el uso de la silla de ruedas será prolongado.

Qué sea ajustable y puedas ir cambiando sus medidas en función de las necesidades,  la progresión y el crecimiento de nuestro amigo, por ejemplo si crece mucho, te evitará tener que comprar otra silla de ruedas en el futuro. Hay modelos adaptables, con disponibilidad inmediata. Si además son plegables ocuparán poco espacio y serán fácilmente transportables.

La elección de las ruedas, como hemos visto, es muy importante; dependiendo de las características de la vivienda, si es piso o casa,  si sale mucho o poco, y si el  lugar donde vivís es zona de campo, parques o  de asfalto, tendrán que ser más grandes, tipo bicicleta pequeña, con silla más robusta,  o más pequeñas según el caso. En el mercado hay diferentes modelos con una buena relación calidad precio según las necesidades de tu perro y el presupuesto con el que cuentes, siempre teniendo en cuenta el bienestar y felicidad de nuestro mejor amigo.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo