Cuidados del Perro

Qué es el parvovirus en los perros y cómo se cura

Perro enfermo por parvovirus

Seguramente has oído hablar del parvovirus de los perros y te interesa saber cómo reconocerlo.

El parvovirus es una enfermedad viral muy frecuente en los perros que puede resultar mortal, sobre todo en los cachorros, ya que su sistema inmunológico aún es muy débil. Se transmite por vía oral y es muy contagiosa.

Esta enfermedad no se transmite al ser humano, pero puede ser letal para tu perro. Es por ello importante conocer sus síntomas y características, para actuar con rapidez ante la mínima sospecha. Asimismo, resulta imprescindible desparasitar adecuadamente a nuestros perros y vacunarles contra la enfermedad, con el objeto de prevenir sus consecuencias.

Qué es el parvovirus

La parvovirosis es una enfermedad muy contagiosa que afecta a las células que se están reproduciendo, por ejemplo las que recubren el tracto intestinal. También puede afectar al corazón y a los glóbulos rojos.

La enfermedad se transmite por contacto oral con heces infectadas, ya que el virus permanece en ellas en grandes cantidades incluso varias semanas después de la infección. El virus se propaga al ser transportado en el pelo y pies del perro, así como en zapatos y otros objetos contaminados. Afecta a perros de cualquier edad, aunque la mayoría de los casos graves se dan en cachorros.

No todas las razas son igual de resistentes al virus. Los Doberman Pinscher, los Pitbull, los Labradores y los Rottweiler, por ejemplo, adquieren la infección con mayor facilidad que otras razas y sufren síntomas más graves, aunque el parvovirus puede afectar a perros de todas las razas y edades.

Cómo se desarrolla la parvovirosis y su tratamiento

La incubación de la parvovirosis dura entre cuatro y cinco días. A partir de entonces sobreviene la fase aguda de la enfermedad, durante la cual los perros sufren depresión, vómitos y diarrea. Algunos perros presentan fiebre alta (41ºC), aunque otros no tienen fiebre. Los cachorros pueden presentar el vientre recogido y dolor abdominal. La diarrea contiene mucosidad y sangre y se deshidratan rápidamente.

En algunos casos, los cachorros presentan inflamación cardíaca, aunque actualmente es menos frecuente debido a la vacunación de las perras de cría entre dos y cuatro semanas antes de la concepción. Con esto, logramos que los anticuerpos de los pequeños aumenten y estén más protegidos.

Al ser una enfermedad tan grave, siempre que nuestro cachorro presente vómitos y diarrea, consultaremos a nuestro veterinario por si se trata del parvovirus. No debemos olvidar que esta enfermedad requiere atención veterinaria y que, salvo que se trate de un caso leve, es posible que se recurra a la hospitalización del perro para corregir la deshidratación y administrarle electrolitos, además de controlar los vómitos y la diarrea.

No existe un tratamiento específico para esta enfermedad, por lo que lo que se hace es estimular el sistema inmunológico del perro para prevenirla y tratar la deshidratación y otros síntomas.Además, a menudo se administran antibióticos para prevenir la septicemia y otras complicaciones bacterianas que son la causa habitual de la muerte de los perros.

Es importante saber que durante las primeras 48-72 horas puede producirse la muerte del perro, siendo la deshidratación el mayor problema. Para tratar de evitarla, le proporcionaremos agua fresca en poca cantidad y con frecuencia, así como el suero que nos recomiende nuestro veterinario. Asimismo, evitaremos que coma durante las primeras 24-48 horas con el fin de evitar vómitos y diarreas.

Cómo prevenir el contagio del parvovirus en nuestro perro

Es muy importante limpiar y desinfectar a fondo el alojamiento de los animales infectados, ya que se trata de un virus muy resistente que soporta la mayoría de los productos de limpieza y es capaz de vivir durante meses fuera de un perro. El desinfectante más adecuado es la lejía casera diluída en agua, que debemos dejar sobre la superficie contaminada unos 20 minutos antes de aclarar.

La mayoría de los casos de parvovirosis (aunque no todos) puede prevenirse mediante la vacunación a partir de las ocho semanas de vida del perro.

Las primeras semanas de vida el cachorro está protegido por los anticuerpos de la madre, pero a medida que éstos comienzan a disminuir, es necesario administrarles la vacuna. Los cachorros de entre 6 y 20 semanas son más propensos a contraer la enfermedad si se exponen a ella. Por ello es necesario aislar a los cachorros de pequeña edad de otros perros, así como de focos potenciales de infección, hasta que completen la serie de vacunaciones. Será necesario administrar la vacuna anualmente.

Vacuna contra el parvovirus en los perros

Las vacunas disponibles protegen contra todas las cepas actuales de parvovirus. Todos los cachorros deben recibir una serie de dos a cuatro vacunas desde las 8 hasta las 16 semanas de edad.

Las vacunas actuales son más eficaces que las antiguas incluso en presencia de anticuerpos maternales, lo que reduce el riesgo de contagio entre el período de disminución del nivel de dichos anticuerpos y el de inmunidad adquirida gracias a la vacuna.

Hasta que el cachorro reciba todas sus dosis, a las 16 semanas de edad, no debe ser expuesto a otros perros ni a focos de infección. Por ello, no debemos sacarlo a la calle hasta que finalice la serie de vacunas.

Para mantener la inmunidad será necesaria una vacuna anual.

Las perras de cría deben ser vacunadas entre dos y cuatro semanas antes del parto para asegurar altos niveles de anticuerpos en su calostro.

Se trata de un virus complicado de curar. El perro puede sufrir una recaída meses después de parecer curado, sobre todo si la enfermedad fue grave y presenta alguna afección cardíaca.

Conclusiones

  • La parvovirosis es una enfermedad vírica grave y muy contagiosa.
  • Se transmite por contacto oral con las heces infectadas.
  • El virus se transporta en el pelo y las patas del perro, así como en los zapatos y objetos contaminados.
  • A menudo es necesario hospitalizar al perro para luchar contra la deshidratación y la diarrea.
  • También se le administrarán antibióticos para prevenir enfermedades secundarias.
  • Los cachorros son especialmente propensos a la enfermedad.
  • La parvovirosis puede resultar mortal en 48-72 horas debido a complicaciones bacterianas.
  • El parvovirus resiste incluso meses fuera del perro, por lo que hay que desinfectar a fondo y mantener una limpieza adecuada.
  • Es muy importante administrar las vacunas necesarias desde que el perro es un cachorro.
  • Los cachorros no deben estar en contacto con otros perros ni focos de infección hasta las 16 semanas de edad, cuando han recibido su primera serie completa de vacunas.
  • Los síntomas de la parvovirosis son principalmente apatía, vómitos y diarrea. A veces tienen fiebre alta.
  • Se trata de síntomas comunes a muchas enfermedades. Ante ellos, consulta a tu veterinario.
  • Si tu cachorro tiene repentinamente vómitos y diarrea, cabe sospechar de la existencia del parvovirus.
  • Acude inmediatamente al veterinario para prevenir complicaciones.
  • Consulta a tu veterinario si sospechas que tu perro puede haberse contagiado del virus.
4 votos

1 comentario

  1. Fabián 9 Abril, 2019 a las 06:03 Responder

    Hola buenas noches me llamo Fabián
    Así está el asunto tengo una perra labrador de 7 meses es muy amada y ama a su hermana
    Hace 4 días comenzó con vomitó diarrea y desidratacion el veterinario al ver esto le tomo una muestra de sangre para ver si es parvovirus la perra hasta el momento toma mucha agua pero no quiere comer en este tipos de situaciones que se debe hacer espero su pronta respuesta porque amamos a nuestra niña :c

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

logo