Curiosidades Sobre Perros

Cómo y dónde puedo adoptar un perro

Perro con cara de triste esperando a ser adoptado

Si has decidido adoptar un perro, tal vez estés preguntándote cuál es la mejor opción y qué cambios va a implicar en tu vida. Tener un perro es una responsabilidad importante, ya que se trata de un ser vivo que va a convivir contigo muchos años. Necesitarás proporcionarle cuidados, alimentación adecuada y mucho cariño.

Al adoptar un perro, estás dando una oportunidad a un animal sin familia, esperando en una perrera a encontrar un lugar adecuado, o a un perro de trabajo o perro guía que ya es demasiado viejo para seguir ejerciendo su labor pero aún le quedan muchos años para descansar feliz en el seno de una buena familia. A continuación vamos a ver qué debes tener en cuenta a la hora de adoptar un perro y cuáles son los mejores lugares para hacerlo.

Por qué adoptar un perro

La tasa de abandono de animales de compañía es altísima. Sólo en España, se abandonan unos 200,000 perros al año, cifra que va en aumento. Las razones para ello son diversas:

  • El cachorro crece y ya no nos vemos capaces de convivir con él.
  • Tras la temporada de caza, muchos cazadores matan o abandonan a sus perros.
  • El carácter de nuestro perro nos resulta problemático o no sabemos adiestrarlo.
  • Nos vamos de vacaciones o tenemos un bebé y no nos vemos capaces de continuar con el perro.

Naturalmente, ningún perro debería ser abandonado. Por ello, antes de adoptarlo, piensa bien si vas a quererlo toda la vida. Tu perro vivirá entre 8 y 20 años y tendrás que adiestrarlo y cuidarlo. Es un miembro más de la familia y si lo abandonas, sufrirá mucho porque tú eres el ser más importante para él.

Muchos perros llegan a las protectoras o albergues en estado de desnutrición, traumatizados y con signos de maltrato. Algunos han pasado su vida atados en una finca, o han sido abandonados en la carretera, o tirados al río o al contenedor siendo cachorros. Tener un perro, o cualquier otro ser vivo, a tu cargo, es un acto de gran responsabilidad.

Al adoptar un perro, ganarás sin duda un gran amigo. Quizás al principio no sea fácil, ya que tendrás que ayudarle a eliminar todo el dolor que acarrea y luchar contra sus traumas. Poco a poco, con un adiestramiento eficaz y muchos cuidados, descubrirás a un compañero fiel. Darás una nueva oportunidad a un perro que ha sufrido mucho y contribuirás al cese del comercio indiscriminado de mascotas.

Dónde puedo adoptar un perro

Existen muchas maneras de adoptar a un perro:

  • Quedarte con algún cachorro de alguna persona cuya perra vaya a parir y quiera regalarlos.
  • Ponerte en contacto con una Protectora, Perrera o Asociación.
  • Ponerte en contacto con Asociaciones de Perros Guía o Perros de Trabajo.
  • En las redes sociales, muchas asociaciones comparten fotos e información acerca de perros que se encuentran en adopción o buscando una casa de acogida.

Cómo elegir el perro que quiero adoptar

Es muy importante que estudies tu situación personal a la hora de escoger un perro, ya que deberás escoger uno que seas capaz de cuidar adecuadamente:

  • Tamaño. Si vives en un piso pequeño, quizás prefieras un perro de raza pequeña, mientras que si tienes una finca o te gusta hacer grandes excursiones, puede ser que elijas uno de raza mediana o grande.
  • Temperamento. Aunque cada perro es un mundo, cada raza tiene sus características y es necesario conocerlas. Un perro de carácter tranquilo será ideal para casas con personas de edad avanzada, mientras que un perro muy enérgico necesitará un dueño de carácter firme capaz de adiestrarlo y mantenerlo educado y equilibrado.
  • Edad. Tener un cachorro es algo muy bonito. Tu perro será tu compañero desde los primeros días de su vida y pasarás por todas sus etapas. Sin embargo, los perros adultos y viejos también necesitan un hogar, tienen muchas menos oportunidades de encontrar uno y a menudo están necesitados de mucho cariño para olvidar sus traumas.
  • Raza. Todos los perros necesitan un hogar. Si vamos a elegir uno de raza, debemos estudiar bien las características de la misma y pensar si seremos capaces de aportarle todo lo que necesita y educarlo adecuadamente. Lo mismo sucede con los perros mestizos, que también son unos compañeros fieles y divertidos, sufren más el abandono que los de raza y necesitan un buen hogar.
  • Sexo. Evidentemente, podrás elegir el sexo de tu perro según tus preferencias, aunque cualquier perro es un gran amigo. Debes tener en cuenta que las Asociaciones y Protectoras entregan esterilizados a los animales que albergan, con el fin de evitar la propagación de los abandonos.

No dudes en acudir a la Asociación o Protectora y ver al ejemplar que quieres llevarte, conocerlo un poco y asegurarte de que será tu compañero ideal. De nada sirve coger al primero que te ofrecen para abandonarlo unos días más tarde y aumentar sus traumas.

Adopción de un perro de trabajo

Los perros de trabajo (policía, bomberos,…) se retiran a los 8-9 años. Muchos de ellos pasan a vivir con sus entrenadores, pero a veces se les da en adopción. El proceso para adoptar uno de estos perros es complicado, ya que son perros con unas necesidades concretas que necesitan un propietario que sepa entenderlos y manejarlos. Existen asociaciones, como la Asociación de Guías Caninos Policiales de España, dónde te proporcionarán toda la información que necesitas.

Asimismo, los perros-guía jubilados son unos perros estupendos, muy bien adiestrados, que necesitan un hogar donde pasar felices el resto de sus días. Puedes ponerte en contacto con asociaciones como la ONCE, dónde te informarán adecuadamente.

Qué supone adoptar a un perro

La adopción de un perro debe ser una acción muy meditada.

  • Al principio, tal vez te cueste más trabajo que adopte las normas de convivencia necesarias y no es lo mismo adiestrar un cachorro que un perro adulto que además ha sufrido. Necesitarás paciencia.
  • Tener un perro conlleva gastos. Aunque sea adoptado, tendrás que pagar sus vacunas, su alimentación, sus cuidados y sus medicinas.
  • Si escoges uno que no es compatible contigo, acabarás abandonándolo de nuevo. Elige bien y con frialdad en este sentido.
  • Tendrás que sacarlo a pasear y seguramente cambiar de estilo de vida.
  • Deberás adiestrarlo y saber bien qué tipo de perro es para poder prevenir sus reacciones. Es buena idea comprar un buen libro sobre etología canina.

A cambio de todo esto, tu vida se verá premiada con numerosas satisfacciones: la soledad ya no será tu compañera nunca más, siempre tendrás quién pasee contigo y será un amigo fiel e inseparable. Disfrutarás mucho jugando y aprendiendo con tu perro, te darás cuenta de lo verdaderamente esencial de la vida y los problemas se harán pequeños a su lado.

Requisitos exigidos por una Protectora

Las Protectoras y Asociaciones tratarán de asegurarse de que los perros que tienen en adopción van a un hogar seguro, adecuado y definitivo. Por ello, te exigirán determinados documentos:

  • DNI para comprobar tu identidad.
  • Documento que te acredite como propietario del domicilio en que vivirá el perro o que demuestre que el arrendatario permite animales.
  • Contrato de adopción en el que te comprometerás a tener al perro en las condiciones adecuadas y a proporcionarle asistencia sanitaria. El perro se entregará vacunado, con chip y desparasitado. Tendrás que pagar esos gastos. Además, el perro estará esterilizado o estarás obligado a hacerlo, para no dedicarlo a cría y reproducción. Cualquier cambio deberá ser comunicado a la Asociación, ya sea extravío, muerte, … Tampoco podrás, obviamente, abandonar al animal. En caso de no poder hacerte cargo de él, cosa que no debería suceder ya que habrás considerado todo esto primero, deberás devolverlo a la Asociación.
  • Abono de los gastos veterinarios de la mascota mientras ha estado en la Asociación.

Otras opciones además de la adopción para ayudar a perros abandonados

  • Donación de material, juguetes y dinero para los centros de acogida.
  • Apadrinar un perro, que consiste en ocuparte de su manutención hasta que alguien lo adopte.
  • Voluntariado, participando en las actividades llevadas a cabo por una Asociación o Protectora, desde el cuidado de los animales hasta la participación en diversos eventos.
  • Casa de acogida para acoger temporalmente a un perro hasta que encuentre un hogar definitivo.

Conclusiones

  • La adopción es un acto de responsabilidad.
  • Al adoptar un perro abandonado, le darás una nueva oportunidad para ser feliz.
  • Ponte en contacto con Perreras, Protectoras, Asociaciones Caninas o de Animales o Asociaciones de Perros de Trabajo o Perros Guía para que te informen.
  • Elige bien al perro que vas a adoptar, teniendo en cuenta tus necesidades personales y tus características.
  • Aprende algo de etología canina y sobre la raza que vas a elegir o la mezcla de razas que pueda llevar tu mestizo. Te ayudará a entender sus reacciones.
  • Medita bien tu decisión y asegúrate de que podrás dar a tu perro todo lo que necesita.
  • Nunca abandones a un perro. No debería pasar, pero en caso de que no te veas capaz de continuar con él, dalo en adopción o búscale un buen hogar.
0 votos

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

logo