Foto de un Golden Retriver de color dorado con la lengua fuera

El Golden Retriever es un perro ideal para familias activas. Esta raza sociable y alegre se convierte en el compañero ideal de niños y adultos. Su alta inteligencia hace que aprenda rápidamente y se trata de un perro muy fácil de adiestrar. Tiene mucha energía y disfrutará haciendo ejercicio y realizando grandes caminatas con su familia.

El Golden Retriever es un perro fuerte y sano que no requiere cuidados muy específicos. A continuación, vamos a analizar las características más destacables de esta raza.

Cuidados de un cachorro Golden Retriever

Foto de un cachorro de Golden Retriver descansando en el sueloSi tienes niños, enséñales a tratar al cachorro correctamente. Que no le tiren del rabo o las orejas ni sean bruscos con él. Si aprenden a tratarle con respeto, será un compañero de juegos incansable y dispuesto a compartir cualquier travesura con ellos.

Tras el destete, deberás alimentar a tu cachorro con un pienso de calidad adecuado para él. Tanto si usas pienso como si decides suministrarle comida casera, consulta a tu veterinario para asegurarte de proporcionarle una alimentación bien balanceada. Mientras sea cachorro, deberás alimentarlo 3 ó 4 veces al día.

Cepíllale el pelo habitualmente para mantenerlo sano y cuando tenga todas las vacunas, sácalo a pasear por algún lugar donde pueda corretear y hacer ejercicio.

Se trata de una raza muy sana, pero tiene tendencia a desarrollar algunos problemas, como la displasia de cadera o codo, epilepsia, hipotiroidismo, alergias de la piel, problemas de la vista o estenosis aórtica subvalvular. Tu veterinario sabrá como prevenirlas y tratarlas en caso de que se produzcan.

Cuidados del Golden Retriever

Golden Retriver adulto en un jardin preparado para jugar

Para alimentar a tu Golden Retriever, elige un pienso de calidad que cubra sus necesidades. Consulta a tu veterinario para asegurarte de proporcionarle la alimentación correcta. Al tratarse de una raza muy activa, necesitará un alto aporte de proteínas y poca grasa. Ten en cuenta que el Golden Retriever tiene tendencia a la obesidad, así que deberás asegurarte de proporcionarle una alimentación adecuada en las dosis correctas, dos veces al día. En el caso de un Golden Retriever Senior, las cantidades disminuirán, ya que hará menos ejercicio.

Como todos los perros, debe ser bañado únicamente cuando esté muy sucio, ya que el baño elimina la capa sebácea protectora que tiene. Utiliza un champú específico para perros.

El cepillado diario hará que dure más tiempo limpio, Tiene un doble manto de pelo. Asegúrate de eliminar el pelo muerto y los nudos que puedan formarse y tendrás un Golden Retriever con un pelaje sano y lustroso.

Sácalo de paseo todos los días para que haga ejercicio. Aprovecha estos paseos para socializar a tu perro con las personas y con otros perros. Además de los paseos por la ciudad, asegúrate de proporcionarle largas caminatas. Se trata de un perro muy activo que disfrutará mucho en las excursiones con la familia.

Visita regularmente a tu veterinario para proporcionarle todas las vacunas y asegurarte de que su salud es perfecta. Sigue las pautas que te marque, ya que es el profesional que mejor puede orientarte acerca de todo lo que tu perro pueda necesitar.

Los problemas de salud del Golden Retriever

El Golden Retriever tiene tendencia a sufrir de displasia de cadera o codo, epilepsia, hipotiroidismo, alergias de la piel, problemas de la vista o estenosis aórtica subvalvular.

  • Displasia de cadera. Es la causa más común de cojera en las patas traseras de los perros. La cadera es una articulación de forma esferoide dentro de la cual encaja la cabeza del fémur. En una cadera displásica, no está bien sujeta y puede aflojarse y desestabilizarse, moviéndose libremente y desgastando la articulación. La afección es irreversible, pero puede mejorarse la cojera con un condroprotector. La cola de caballo y la cúrcuma son muy buenas para esto. Añade un poco a su alimentación y verás como mejora. En caso de una displasia grave, puede requerir cirugía. Para prevenirla, evita el sobrepeso de tu Golden Retriever y que fuerce indebidamente las caderas. No le hagas saltar grandes alturas ni elevarse sobre sus patas traseras. Acude a tu veterinario para que te proporcione las pautas adecuadas.
  • Osteocondritis disecante. Suele aparecer entre los cuatro y ocho meses de edad. Esta enfermedad es causada por un defecto en el proceso de calcificación del cartílago, que se calcifica de manera irregular, creando áreas descalcificadas en los extremos de los huesos. El proceso se acompaña de dolor e hinchazón articular. En los Golden Retriever es más frecuente en los codos. Se conoce también como displasia de codo. Se trata con analgésicos y condroprotectores, además de reducir la actividad. Puede requerir cirugía.
  • Epilepsia. Se trata de un trastorno convulsivo recurrente en el que las convulsiones se hacen más frecuentes con el paso del tiempo. Es importante que tomes nota de la frecuencia de las mismas y observes el comportamiento de tu perro antes y después. Esta información será muy útil para tu veterinario. Se trata con fármacos.
  • Hipotiroidismo. La glándula tiroides produce tiroxina, que controla el ritmo metabólico. Los perros con hipotiroidismo tienen ritmos metabólicos inferiores a los normales. Se trata de una enfermedad cutánea de origen endocrino. Los cambios en la piel y el pelo son bilaterales y simétricos. Observarás que se produce poco crecimiento del pelo tras la caída o que lo pierde por el cuello, el pecho, los costados, los muslos o la parte superior de la colas. La piel está seca e inflamada y pueden tener seborrea. También puede ocasionar aumento de peso, letargia, intolerancia al frío y otros síntomas. Se diagnostica mediante un análisis de sangre. Es una enfermedad permanente pero se trata eficazmente con el suministro de L-Tiroxina.
  • Alergias de la piel. Actualmente se observa un aumento de perros que sufren alergias. Algunas razas, como es el caso del Golden Retriever, son más propensas a ellas. Una alergia es una reacción causada por la exposición a un alimento o sustancia inhalada, denominada alérgeno, a la cual el sistema inmunológico de nuestro perro reacciona con hipersensibilidad. El síntoma principal es el prúrito intenso. Observarás que tu perro se rasca continuamente y puede mostrarse abatido o con tendencia a morder. Consulta a tu veterinario para proporcionarle un antihistamínico adecuado.
  • Problemas en los ojos. Entre las dolencias relativas a los ojos más comunes de los Golden Retriever, se encuentran las cataratas, la atrofia de la retina, el entropión y el ectropión.
    • Las cataratas consisten en la pérdida de la transparencia del cristalino. En el caso de ser visibles, se observa una película de color gris lechoso en el ojo. Algunas se reabsorben de forma espontánea. A veces requieren cirugía.
    • El entropión consiste en la inversión del párpado hacia dentro y requiere cirugía.
    • El ectropión es una afección en la que el párpado se separa de ojo, dejándolo expuesto a agentes irritantes. En la mayoría de los casos requiere tratamiento quirúrgico.
    • La atrofia retinal progresiva se debe a la destrucción de células retinales, lo que provoca pérdida de visión. El síntoma inicial es la ceguera nocturna y el deterioro va progresando hasta llegar a la ceguera completa en cuestión de meses. No existe tratamiento.
  • Estenosis aórtica subvalvular. Se trata de una enfermedad causada por una válvula aórtica estrecha que dificulta el flujo de sangre desde el ventrículo izquierdo. El perro mostrará signos de fatiga y ruidos respiratorios debidos a la presencia de líquido en los pulmones. Acude a tu veterinario para que le proporcione el tratamiento adecuado.

Conclusiones

  • El Golden Retriever es un perro muy divertido que necesita hacer mucho ejercicio.
  • Cepilla bien su pelo de manera habitual.
  • Dale una alimentación con una buena carga proteica y bien balanceada.
  • Se trata de una raza con tendencia a la obesidad.
  • Es un perro que disfrutará con las grandes caminatas.
  • Las enfermedades más comunes de esta raza son: displasia de cadera o codo, epilepsia, hipotiroidismo, alergias de la piel, problemas de la vista o estenosis aórtica subvalvular.
  • Acude a tu veterinario para prevenirlas o tratarlas en caso de que se produzcan.
0 votos

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

logo