Sobre Razas de Perros

Cómo criar un perro de raza peligrosa y qué normativa debe cumplir

Foto de un perro de raza potencialmente peligrosa en actitud de alerta y tirando de la correa de su dueño

Decimos que un perro es de raza potencialmente peligrosa cuando tiene unos atributos físicos determinados, que hacen que su mordida pueda tener graves consecuencias, además de ver potenciada genéticamente su agresividad e instinto de ataque y defensa.

No hay que olvidar que son perros creados para lucha, peleas contra animales fuertes como los toros o incluso persecución de esclavos. Son perros con gran resistencia al dolor que han sido creados para cobrar su presa y no soltarla. Tienen una alta resistencia al dolor y son animales muy fuertes.

Con un buen adiestramiento, estos perros pueden no llegar a mostrar nunca su agresividad, pero dadas sus características, tienen el potencial de causar daños muy graves ( de ahí que sea necesario un seguro responsabilidad civil ), incluso letales, en caso de ataque, por lo que se han establecido leyes para regular su control.

Cómo son los perros de raza PPP. ¿Los perros PPP son realmente peligrosos?

Los perros catalogados como PPP son unos animales excelentes, pero necesitan un dueño adecuado y responsable que sepa lo que tiene.

Al igual que un perro no catalogado como PPP (Perro Potencialmente Peligroso) puede resultar peligroso si se entrena para potenciar su agresividad, los perros PPP pueden no generar nunca un solo problema. Pero por sus características físicas y genéticas, la ley establece un sistema de control, ya que en caso de ataque, su mordida puede resultar letal.

Estas normativas no se establecen porque se considere que estos perros van a morder, sino porque en caso de hacerlo, las consecuencias pueden ser muy graves. Por ello es necesario ser responsables y saber qué perro tenemos y cómo actuar para asegurarle una vida equilibrada y feliz.

Sus características principales son:

  • Los perros PPP son musculosos, tenaces y robustos.
  • Se trata de perros de gran resistencia.
  • Son braquicéfalos, esto es, de cabeza voluminosa y cráneo ancho. Sus mandíbulas son muy grandes y fuertes.
  • Cuello ancho, corto y musculoso.
  • Pecho ancho y macizo.
  • Costillas arqueadas.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas.
  • Extremidades posteriores muy musculosas con patas relativamente largas y formando un ángulo moderado.
  • Tienen el pelo corto.
  • Su perímetro torácico se establece entre 60 y 80 cm.
  • Altura a la cruz entre 50 y 70 cm.
  • Peso superior a 20 kg.

Cuando un perro ataca, generalmente avisa antes de lanzarse a por su víctima. Estos perros tienen modificada genéticamente su secuencia de ataque, por lo que se lanzan sin previo aviso. Además, tienen potenciado su instinto de caza y presa, lo que hace que sujeten fuertemente a su presa y la sacudan hasta matarla, sin soltarla. Esto hace que se consideren peligrosos, ya que si por alguna razón se lanzan a por una presa, no pararán hasta cazarla y no la soltarán. Además, su gran fortaleza y resistencia al dolor hace que el resultado sea generalmente grave, incluso letal, para su víctima.

Qué normativa y requisitos tengo que cumplir si quiero tener un PPP

Si quieres tener un perro PPP, los requisitos que debes cumplir varían según tu país de residencia. En España se recogen en el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, que te recomendamos leer en su totalidad. Tales requisitos son básicamente los siguientes:

La licencia para tenencia de perros peligrosos se renueva cada 5 años, siempre que el propietario siga cumpliendo los requisitos exigidos.

Si resides en otro país, consulta en la administración los requisitos y normativas exigidos.

Asimismo, si tienes un perro catalogado como PPP, deberás:

  • Llevar siempre contigo la licencia de la tenencia de animales peligrosos cuando salgas con él a lugares públicos.
  • Llevar la inscripción del perro en el registro municipal.
  • Utilizar una correa no extensible ni superior a los 2 metros de longitud.
  • Usar bozal en lugares públicos.
  • Una sola persona no puede pasear a dos perros PPP a la vez.
  • Si el perro se pierde o es robado, debe comunicarse en el registro municipal en un plazo de 48 horas.

Cualquier incumplimiento de las normas lleva aparejado una sanción, que puede ser leve, moderada o grave. La sanción puede ser económica y conllevar la sustracción del animal.

No podrás tener un perro PPP si sufres alguna enfermedad o deficiencia de carácter orgánico o funcional, que pueda suponer incapacidad física asociada con la capacidad visual o auditiva, el sistema locomotor o el sistema neurológico, así como dificultades perceptivo-motoras, de toma de decisiones o cualquier otra afección, trastorno o problema que pueda suponer una incapacidad física para garantizar el adecuado dominio del animal.

¿Qué ocurre si mi perro muerde a una persona?

Primero, si tu perro muerde a una persona o a otro perro, tendrá que pasar un control veterinario.

En segundo lugar, como propietario del perro agresor, estás obligado a trasladarlo al Centro de Protección Animal en un plazo de 72 horas. De lo contrario, estarás cometiendo una falta muy grave.

Deberás aportar:

  • su cartilla sanitaria para comprobar que sus vacunas están al día
  • tu DNI, la licencia de tenencia de animales potencialmente peligrosos
  • el certificado de su inscripción en el registro, en el caso de tener un animal de estas características
  • el seguro de responsabilidad civil, cuando estés obligado a tenerlo.

En el Centro de Protección Animal, valorarán su grado de agresividad y emitirán un informe de riesgo y agresividad. Si procede, calificarán al animal como potencialmente peligroso o establecerán una serie de medidas encaminadas a la prevención de futuras agresiones. El sacrificio del perro es el último recurso. Antes de adoptar una medida tan extrema, se aplicarán medidas adecuadas para evitar futuras agresiones.

Contra la resolución emitida, puede interponerse recurso de reposición con carácter potestativo, ante el mismo órgano que dictó la resolución, en el plazo de un mes.

También puedes interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses ante el juzgado correspondiente de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Cómo adiestrar un perro PPP

Los perros PPP no son necesariamente agresivos, pero por sus características físicas y genéticas, su mordida puede resultar muy grave.

Muchas veces, su peligrosidad está relacionada con la incapacidad de sus dueños para educarlos correctamente, por eso se han establecido leyes que exigen una serie de aptitudes físicas y psicológicas para poder tener un perro de estas características.

En estos perros, el adiestramiento con reforzamiento positivo es muy efectivo. Se trata de perros muy fuertes y con gran energía y temperamento, que requieren constancia, firmeza y un dueño capaz de establecer el liderazgo.

Puede resultar conveniente acudir a un adiestrador canino especializado en perros PPP para que te ayude a entrenarlo y socializarlo adecuadamente.

Antes de adoptar o comprar un perro PPP, infórmate bien acerca de la raza que deseas y piensa bien si vas a poder adiestrarlo adecuadamente. Debes ser mayor de edad, responsable y tener experiencia en el mundo canino. Si nunca tuviste perro, tal vez debas comenzar con otras razas más sencillas de llevar. Ten en cuenta que te llevarás un perro musculoso y potente que pesa más de 20 kg, es pura potencia y debes ser capaz de cumplir con sus necesidades y exigencias.

Los perros PPP y los niños

Foto de un rottweiler junto a un niño

En principio, no tiene porqué haber ningún problema de convivencia entre un perro catalogado como PPP y los niños, siempre que esté bien adiestrado y sea un perro equilibrado. Esto es válido para cualquier raza de perro.

Hay que tener en cuenta que estos perros tienen mucha más fuerza que uno pequeño y su mordida puede resultar grave. Cualquier juego inocente puede llegar a hacer daño, por lo que debes enseñar a los niños a tratar con los perros.

Los niños deben aprender que un perro es un compañero, no un juguete, y saber como tratarlo y no molestarlo para evitar problemas. Si tienes buena capacidad de liderazgo y puedes controlar su tamaño y fuerza física, además de educar concienzudamente a tu perro y socializarlo desde que es un cachorro, no tiene porqué haber ningún problema de convivencia en la familia.

Conclusiones

  • Los perros PPP tienen unas características físicas determinadas que hacen que un potencial ataque pueda tener consecuencias graves o letales.
  • Son perros que han sido creados para presa, lucha o defensa.
  • Sus instintos naturales han sido modificados para cobrar su presa y no soltarla.
  • Son braquicéfalos y su mordida es potente y letal.
  • Bien adiestrados y con un dueño con capacidad de liderazgo, son unos perros excelentes.
  • Debes tener en cuenta la normativa vigente en tu país para la tenencia de este tipo de perros, en España es OBLIGATORIO en seguro de responsabilidad civil
  • Todos los perros necesitan un buen adiestramiento, pero las características físicas de los PPP hacen que éste aspecto resulte fundamental.
  • Acude a un adiestrador canino especializado para aprender a entrenar a tu perro.
  • No es recomendable elegir un PPP como primera opción.
  • Enseña a tus niños a socializarse adecuadamente con tu perro.
0 votos

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

logo