Adiestramiento del perro

Como adiestrar a un perro para que haga sus necesidades

Foto de un perro sobre unos papeles higiénicos

Tanto si es un cachorro como un adulto, querrás adiestrar a tu perro para que haga sus necesidades fuera de casa. Si es un cachorro aún sin vacunar, no conviene sacarlo al exterior, pero podemos aprovechar para ir introduciendo la rutina de aprendizaje.

Los perros son generalmente limpios. Tienden a mantener su “madriguera” impoluta, con el fin de que los posibles depredadores no le detecten, además de evitar las enfermedades parasitarias. Por ello, aprovecharemos su tendencia natural a mantener limpia su zona, recompensando y reforzando cada vez que lo haga bien. También evitaremos los castigos, ya que además de ser traumáticos para él, pueden producir el efecto contrario, como veremos más adelante.

El método del papel de periódico para enseñar a los cachorros a hacer sus necesidades

Este método consiste en colocar papeles de periódico en la zona dónde que queremos que nuestro perro haga sus necesidades.

Pon los periódicos lejos del lugar donde duerme, así como de su comida y su agua y mantente alerta, sobre todo por la mañana o unos 10-20 minutos después de comer, ya que son momentos en que el cachorro tendrá ganas de hacerlo. Si ves que da vueltas olfateando el suelo, seguramente está buscando el lugar adecuado. Distráelo con una llamada, cógelo y llévalo rápidamente a los papeles.

Si orina o defeca en ellos, felicítalo con alegría.

Si tu cachorro ya tiene elegido un lugar habitual para dejar sus deposiciones, comienza poniendo ahí los periódicos. Cuando logres que haga sus necesidades en los papeles, podrás ir moviéndolos unos centímetros hasta llegar al sitio que tú desees utilizar como zona de evacuación. Al ser poco espacio de cada vez, el cachorro no se dará cuenta y se irá desplazando sin mayores problemas.

¿Funcionan las toallitas empapadoras para adiestrar a mi perro en la evacuación?

Sí, funcionan. Se trata de unas toallitas impregnadas de un producto cuyo olor incita al cachorro a elegirlas como lugar de deposición. Son eficaces desde el primer momento, mientras que los periódicos necesitan pasar una fase de adaptación. Está en tu mano decidir si prefieres las toallitas o los papeles de periódico, ya que una vez que el cachorro identifica los papeles como lugar adecuado, la efectividad es similar.

¿Cuándo podrá mi cachorro hacer sus necesidades en la calle?

Una vez que vacunes a tu cachorro, podrás sacarlo al exterior. Hazlo unos 10 minutos después de comer y si orina o defeca fuera, premia su hazaña. Al principio, llévalo de paseo unas 6 veces al día, disminuyendo paulatinamente el número de salidas.

No olvides recoger los excrementos con una bolsa y tirarlos a la basura. Dejarlos por ahí, además de desagradable, resulta antihigiénico e insalubre. Seguro que a ti no te gusta pisar el césped cuando lo ves lleno de excrementos, ni dejarías a tus niños correr por esos lugares. Pon tu granito de arena para que eso no suceda.

Si tu cachorro aguanta durante el paseo sin hacer sus necesidades y nada más volver a casa lo hace, se debe a que considera que su lugar de evacuación está ahí. Cuando sale fuera, aguanta las ganas hasta llegar al lugar aprendido: dentro de la casa. No te preocupes, es fácil de solucionar.

Para que el perro modifique su elección de lugar, podemos salir de paseo y después de un rato volver a casa. Tu compañero, que estaba aguantando, regresa feliz para poder hacer sus necesidades. Pero al llegar a la puerta, nos giramos y continuamos el paseo. Repite esta mecánica al cabo de un rato. El perro no podrá aguantarse, está a punto de llegar a su lugar elegido, así que hará sus necesidades. Felicítalo y prémialo, con golosinas o caricias.

Sobra decir que si no lo hace en el lugar correcto, intentaremos cortar el acto llamando su atención, trasladándolo inmediatamente al lugar elegido.

Y recuerda: Restregar el hocico del perro en sus deposiciones es un acto antihigiénico, ineficaz y a veces traumático. No lo hagas nunca.

Mi perro es adulto y hace sus necesidades en casa

Si tu perro lleva contigo desde cachorro y comienza a hacerse sus necesidades en casa ahora, tal vez tenga algún problema que debas tratar. Consulta a tu veterinario.

Si acabas de adoptarlo o traerlo a casa, comienza una rutina de salidas frecuentes (al menos 6) en el mismo horario. Una vez que haga sus necesidades fuera, felicítalo, prémialo y refuerza esta acción. Continúa el paseo un rato, para que el perro olfatee tranquilamente y disfrute de la salida. De otra manera, podría identificar el momento de la evacuación con el fin de la salida y comenzar a aguantarse.

Los perros suelen tener ganas por la mañana, después de comer o tras una actividad física intensa. Tenlo en cuenta para salir en esos momentos.

Un perro de dos meses puede aguantar 3-4 horas sin hacer sus necesidades. Este tiempo de control voluntario aumenta al crecer el perro. Averigua cuánto aguanta tu perro para sacarlo antes de que llegue a su límite.

Sácalo al menos tres veces al día. Los perros necesitan correr y respirar aire libre, olfatear rastros, perseguir pelotas… Haz de los paseos un momento de diversión y relax.

Si tras unos 2-3 meses de intentos no observas progresos, acude a un profesional.

¿Existe alguna causa que pueda inducir a mi perro a orinar en un sitio inadecuado?

Hay una serie de casos que pueden hacer que tu perro orine en casa:

  • Mi perro orina para marcar. El marcaje es habitual en un perro macho, sobre todo si hay una hembra en casa. Las cantidades de orina son pequeñas y puede funcionar un estímulo de aversión (si cogemos al perro in fraganti) y la limpieza del lugar en el acto.

  • Mi perro orina por sumisión. Al entrar el dueño en la casa, el perro orina como parte de la secuencia de saludo, independientemente del sexo del animal. El halago refuerza el comportamiento. Debemos contracondicionarlo, enseñando al perro a sentarse, no a echarse, ya que el tumbado es una acción que implica sumisión y potencia el problema. Debe permanecer sentado hasta que disminuya su excitación.

  • Mi perro orina por excitación. El juego, ruido, etc pueden excitar al perro y hacer que orine. El tratamiento es el mismo que en la sumisión, pero aquí el perro puede permanecer tumbado.

  • Mii perro orina por miedo. Puede estar asociado a una fobia o a que el dueño aplica castigos exagerados. Nunca tratar con castigos, ya que agrava la situación. En caso de fobia, deberás tratarla.

  • Mi perro orina porque padece ansiedad por separación. Los perros son muy sociables y muestran desagrado ante la separación de su dueño, pudiendo hacer sus necesidades en ausencia de éste. Para evitarlo, funcionar agotar al perro antes de efectuar una salida larga. De todas maneras, debes tratar el problema de ansiedad.

¿Cómo elimino el olor a orina de mi casa?

El olor de la orina es muy fuerte y conviene eliminarlo cuanto antes. Ten en cuenta que su olfato es más potente que el nuestro y podrán detectar su rastro aún cuando nosotros no lo hagamos ya, identificando ese lugar como adecuado para volver a hacer sus necesidades.

  • No utilices productos con lejía o amoníaco, ya que al ser su olor similar al de la orina, agravarán o provocarán un problema.

  • Existen productos en el mercado para eliminar el olor de la orina. Pide que te recomienden uno de calidad.

  • Una combinación de vinagre con bicarbonato de sodio es muy efectiva, ya que actúa sobre los componentes ácidos y alcalinos de la orina.

  • También es efectiva una combinación de agua con vinagre o limón con aclarado posterior. En el caso del limón, dejará un agradable olor a limpio.

Conclusiones

  • Utiliza papeles de periódico o toallitas empapadoras para habituar a tu cachorro a utilizar el lugar determinado por tí.
  • Una vez esté vacunado y acostumbrado al periódico, comienza a efectuar salidas frecuentes con él.

  • Si hace sus necesidades al regresar a casa, utiliza la técnica de volver hasta la puerta y girarte para continuar el paseo, repitiendo esta mecánica hasta que tu perro evacúe fuera.

  • Premia y refuerza los aciertos

  • No emplees el castigo, es traumático y contraproducente.

  • Nunca, nunca, nunca, restriegues su hocico contra sus necesidades. Este método resulta insalubre y es poco respetuoso con tu amigo.

  • Si es un perro adulto que evacuaba fuera, consulta a tu veterinario.

  • Si es un perro adoptado o que acaba de llegar a tu casa, comienza con salidas frecuentes.

  • Sácalo por la mañana, tras las comidas o después de una actividad física intensa.

  • Salid al menos tres veces al día y disfrutad de los paseos.

  • No limpies con lejía ni amoníaco.

  • Existen productos en el mercado para eliminar los olores de orina.

  • El agua con vinagre o con limón es un producto muy efectivo en la eliminación de olores.

  • El perro puede orinar por marcaje, sumisión, excitación, miedo o ansiedad por separación. Estudia estos casos para tratarlos de la manera más adecuada.

0 votos

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

logo